Cómo Saber Si Están Robando Mi WiFi

Cómo Saber Si Están Robando Mi WiFi.

En la era de la conectividad inalámbrica, el uso de redes WiFi se ha convertido en parte indispensable de nuestra vida diaria. Desde trabajar remotamente hasta disfrutar del entretenimiento en línea, nuestras actividades dependen en gran medida de la estabilidad y seguridad de nuestras conexiones WiFi. Sin embargo, en ocasiones nos encontramos con la preocupación de si alguien más está aprovechándose de nuestras redes sin autorización. En este artículo, exploraremos los métodos técnicos para identificar si están robando tu WiFi, brindándote las herramientas necesarias para proteger tu red y garantizar una experiencia en línea segura.

1. Identificando señales de actividad sospechosa en tu WiFi

1. Escaneo de la red WiFi: El primer paso para identificar señales de actividad sospechosa en tu red WiFi es realizar un escaneo exhaustivo de todos los dispositivos conectados. Puedes utilizar herramientas como NetSpot o WiFi Analyzer para analizar el nivel de señal, los canales ocupados y los dispositivos conectados a tu red. Estas herramientas te proporcionarán información útil para detectar cualquier dispositivo desconocido o no autorizado que pueda estar comprometiendo la seguridad de tu red.

2. Revisión de la lista de dispositivos conectados: Una vez que hayas realizado el escaneo de la red WiFi, revisa la lista de dispositivos conectados en tu enrutador. Accede al panel de administración de tu enrutador a través de su dirección IP y busca la sección de “Dispositivos Conectados” o “Lista de Clientes”. Verifica todos los dispositivos conectados y asegúrate de reconocer cada uno de ellos. Si encuentras algún dispositivo desconocido, desconéctalo inmediatamente y considera cambiar la contraseña de tu red WiFi para evitar futuros accesos no autorizados.

3. Monitoreo del tráfico de red: Otra forma de identificar actividad sospechosa en tu red WiFi es monitorear el tráfico de red en tiempo real. Puedes utilizar herramientas de monitoreo de red como Wireshark para analizar los paquetes de datos que se envían y reciben a través de tu red. Presta atención a cualquier patrón de tráfico inusual o a la comunicación con direcciones IP desconocidas. Si identificas algún comportamiento sospechoso, puedes bloquear la dirección IP del dispositivo o tomar medidas adicionales, como contactar al proveedor de Internet o buscar la asistencia de un experto en seguridad informática.

2. Métodos para detectar intrusos en tu red WiFi

Existen varios métodos útiles para detectar intrusos en tu red WiFi y mantenerla segura. A continuación, te presentaremos tres opciones:

1. Utiliza herramientas de monitoreo en tiempo real: Existen numerosas herramientas disponibles en el mercado que te permiten monitorear y analizar la actividad de tu red WiFi en tiempo real. Estas herramientas escanean constantemente tu red en busca de dispositivos no autorizados o actividades sospechosas. Algunas de estas herramientas te ofrecen alertas instantáneas por email o notificaciones en caso de que detecten algún intruso. Además, muchas de ellas te brindan información detallada sobre los dispositivos conectados a tu red, como direcciones IP y MAC, lo que facilita la identificación de intrusos.

2. Configura y utiliza un cortafuegos de red: Un cortafuegos de red es una barrera de seguridad que protege tu red WiFi contra amenazas externas. Puedes configurar un cortafuegos para bloquear la entrada de dispositivos desconocidos o sospechosos a tu red, así como también para filtrar el tráfico no deseado. Además, algunos routers de última generación incluyen cortafuegos incorporados que puedes habilitar fácilmente desde la configuración del dispositivo.

3. Cambia regularmente tus contraseñas de red: Una de las formas más sencillas pero efectivas para evitar la intrusión en tu red WiFi es cambiar regularmente tus contraseñas. Establece contraseñas seguras y difíciles de adivinar, combinando letras mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. Evita utilizar contraseñas obvias, como tu dirección o fecha de nacimiento. Recuerda también cambiar la contraseña predeterminada de tu router, ya que los atacantes a menudo conocen estas contraseñas de fábrica.

3. Señales de que alguien está robando tu conexión a Internet

Si sospechas que alguien está robando tu conexión a Internet, hay ciertas señales que pueden indicarlo. Detectar estas señales te permitirá tomar medidas para proteger tu red y tu privacidad. Aquí te presentamos algunos indicios comunes de que alguien está aprovechándose de tu conexión sin autorización:

1. Velocidad de Internet más lenta: Si la velocidad de tu conexión a Internet se ha vuelto significativamente más lenta de lo normal, esto puede ser una señal de que alguien está utilizando tu red sin tu conocimiento. Si notas que las actividades más básicas, como la navegación por la web o la carga de páginas, son más lentas de lo habitual, podría ser una señal de que hay intrusos en tu red.

2. Cambios en el rendimiento de tus dispositivos: Si tus dispositivos, como smartphones, tabletas o computadoras, experimentan un rendimiento deficiente o inusual cuando están conectados a tu red, podría ser una señal de que alguien está robando tu conexión a Internet. Esto se debe a que la presencia de un intruso puede consumir ancho de banda y afectar el rendimiento general de tu red y dispositivos.

3. Actividad inusual en el router o en el consumo de datos: Si observas luces parpadeantes o actividad constante en tu router, incluso cuando no estás utilizando Internet, esto podría indicar que alguien más está conectado a tu red. Además, si notas un consumo de datos excesivo en tu factura o en el registro de uso de Internet, puede ser una señal clara de que alguien está robando tu conexión. Para confirmar esto, puedes monitorear la lista de dispositivos conectados a tu router y revisar si hay dispositivos desconocidos o no autorizados.

4. Cómo saber si hay dispositivos no autorizados utilizando tu WiFi

Una de las preocupaciones más comunes de los usuarios de Internet es saber si hay dispositivos no autorizados utilizando su conexión WiFi. Esta situación puede generar problemas de seguridad y disminuir la velocidad de la conexión. Afortunadamente, existen diversas formas de detectar y solucionar este problema.

Para comenzar, es importante verificar el estado de la red WiFi. Para ello, puedes acceder a la configuración de tu enrutador ingresando su dirección IP en el navegador web. Una vez dentro, busca la opción “Dispositivos Conectados” o “Clientes DHCP” para ver una lista de los dispositivos que están actualmente conectados a tu red. Si ves algún dispositivo desconocido, podría ser un signo de una intrusión no autorizada.

Puede Interesarte:  Cómo saber el IMEI de tu teléfono.

Además, existen herramientas disponibles en línea que te pueden ayudar a identificar dispositivos no autorizados en tu red WiFi. Estas herramientas escanean tu red en busca de dispositivos externos y te ofrecen información detallada sobre cada uno de ellos, como la dirección IP, la dirección MAC y el fabricante del dispositivo. Puedes utilizar estas herramientas para identificar y bloquear cualquier dispositivo desconocido o sospechoso en tu red. Recuerda también cambiar la contraseña de tu WiFi periódicamente para asegurarte de que solo las personas autorizadas tengan acceso.

5. Identificando irregularidades en el rendimiento de tu red inalámbrica

Si estás experimentando problemas con el rendimiento de tu red inalámbrica, es importante identificar cualquier irregularidad que pueda estar afectando su funcionamiento. Aquí te presentamos algunos pasos que puedes seguir para solucionar este problema:

1. Verifica la conexión: Asegúrate de que todos los dispositivos estén conectados correctamente a la red inalámbrica. Comprueba que los cables estén bien conectados y que no haya interferencias cercanas, como dispositivos electrónicos o paredes gruesas. También puedes reiniciar el módem y el enrutador para restablecer la conexión.

2. Comprueba la velocidad de la conexión: Realiza una prueba de velocidad en tu red inalámbrica para determinar si está cumpliendo con las expectativas. Utiliza herramientas en línea para medir la velocidad de carga y descarga de datos. Si los resultados son significativamente más bajos de lo esperado, es posible que haya un problema con la conexión o el proveedor de servicios.

3. Actualiza el firmware: Verifica si hay actualizaciones de firmware disponibles para tu enrutador inalámbrico. Los fabricantes suelen lanzar actualizaciones que corrigen problemas de rendimiento y seguridad. Consulta el sitio web del fabricante para obtener instrucciones sobre cómo actualizar el firmware de tu enrutador inalámbrico. Recuerda hacer una copia de seguridad de tu configuración antes de aplicar cualquier actualización.

6. Herramientas y técnicas para monitorear la seguridad de tu WiFi

El monitoreo de la seguridad de tu red WiFi es esencial para proteger tus datos y evitar el acceso no autorizado. Afortunadamente, existen varias herramientas y técnicas disponibles que te ayudarán a identificar posibles problemas y fortalecer la seguridad de tu conexión inalámbrica. A continuación, te presentamos algunas opciones a considerar:

  • Análisis de red: Utiliza herramientas como Wireshark o Kismet para analizar los paquetes de datos que se transmiten a través de tu red. Estas herramientas te permitirán detectar cualquier actividad sospechosa o no autorizada.
  • Escaneo de puertos: Emplea herramientas como Nmap o OpenVAS para verificar los puertos abiertos en tu red. Esto te permitirá identificar posibles vulnerabilidades que podrían ser aprovechadas por intrusos.
  • Actualización del firmware del enrutador: Mantén tu enrutador actualizado con el último firmware proporcionado por el fabricante. Esto asegurará que se aborden los problemas de seguridad conocidos y se mejore la protección de tu red.

Además de estas herramientas, también debes tener en cuenta algunas técnicas de seguridad adicionales para proteger tu red WiFi:

  • Cambiar el nombre de la red y la contraseña predeterminada: Utiliza un nombre único para tu red WiFi y una contraseña segura que combine letras, números y caracteres especiales.
  • Habilitar la encriptación: Configura tu enrutador para utilizar protocolos de encriptación como WPA2, que brindan una mayor seguridad en comparación con opciones más antiguas como WEP.
  • Restringir el acceso: Utiliza características de filtrado de direcciones MAC para permitir únicamente dispositivos autorizados a conectarse a tu red WiFi.

Tener un control constante sobre la seguridad de tu red WiFi puede ayudarte a prevenir ataques y proteger tus datos personales. Asegúrate de implementar estas herramientas y técnicas, así como de mantenerlas actualizadas regularmente, para mantener la integridad de tu conexión inalámbrica.

7. Detectando la presencia de intrusos en tu red doméstica

La seguridad de nuestra red doméstica es una preocupación fundamental en un mundo cada vez más digital. Detectar la presencia de intrusos en nuestra red es de vital importancia para mantener la integridad y privacidad de nuestros datos. A continuación, se presentan algunos pasos clave para identificar y mitigar cualquier ataque o intrusión no autorizada:

1. Mantén tu red segura: asegúrate de utilizar contraseñas fuertes y actualizadas para tu router y redes Wi-Fi. Cambia las contraseñas periódicamente y evita utilizar datos personales o fáciles de adivinar. Además, activa siempre la opción de encriptación WPA2 para garantizar la protección de tus datos en la red.

2. Utiliza un cortafuegos: un cortafuegos o firewall es una barrera de seguridad que controla y filtra el tráfico entre tu red doméstica y el mundo exterior. Configura tu cortafuegos para bloquear cualquier intento de acceso no autorizado y manténlo actualizado para garantizar una protección eficiente.

8. Indicios de que tu WiFi está siendo usurpada por terceros

Si sospechas que tu WiFi está siendo utilizada por otras personas sin tu autorización, es importante tomar medidas para proteger tu red y garantizar la seguridad de tus dispositivos. Aquí te presentamos algunos indicios que podrían indicar que estás siendo usurpado por terceros:

  • 01. Velocidad de conexión lenta: Si tu conexión a internet está más lenta de lo habitual, esto podría ser un indicio de que alguien está utilizando tu WiFi sin tu permiso. Los usuarios no autorizados consumirán ancho de banda y podrían afectar significativamente la velocidad de tu red.
  • 02. Dispositivos desconocidos conectados: Si notas que hay dispositivos desconocidos conectados a tu red WiFi, es probable que alguien esté aprovechándose de tu conexión. Revisa la lista de dispositivos conectados en la configuración de tu router para identificar si hay algún intruso.
  • 03. Cambios en la configuración: Si observas cambios inesperados en la configuración de tu router o en la red WiFi, como contraseñas modificadas o nombres de red alterados, esto puede ser un indicio claro de interferencia externa. Los usuarios no autorizados podrían haber accedido a la configuración de tu router.

Si sospechas de una usurpación de tu WiFi, es fundamental tomar medidas para solucionar el problema:

  1. 01. Cambia tu contraseña: La primera medida que debes tomar es cambiar la contraseña de tu red WiFi. Elige una contraseña segura y evita utilizar información personal o fácilmente adivinable. Asegúrate de utilizar una combinación de letras, números y caracteres especiales.
  2. 02. Activa la encriptación: Verifica si tu router tiene habilitada la encriptación WPA o WPA2. Estas opciones de seguridad son esenciales para proteger tu red de accesos no autorizados. Si no está activada, hazlo inmediatamente a través de la configuración del router.
  3. 03. Firmware actualizado: Asegúrate de que tu router tenga la última versión de firmware instalada. Los fabricantes suelen lanzar actualizaciones para solucionar vulnerabilidades y mejorar la seguridad de los dispositivos. Revisa el sitio web del fabricante o consulta en su soporte técnico cómo actualizar el firmware de manera segura.
Puede Interesarte:  Cómo Saber Si Una Mujer Está Enamorada

Además de estas medidas, considera también configurar un firewall activo y activar la opción de filtrado de direcciones MAC en tu router. Estas funciones adicionales pueden proporcionar una capa adicional de seguridad para tu red WiFi y limitar el acceso a usuarios no autorizados. Recuerda siempre estar atento a posibles indicios de usurpación y toma las acciones necesarias para proteger tu WiFi y mantener tus dispositivos seguros.

9. Pasos para comprobar si hay usuarios no autorizados en tu WiFi

Si sospechas que hay usuarios no autorizados utilizando tu red WiFi, es importante que sigas estos pasos para comprobarlo y tomar medidas para proteger tu conexión. Aquí te indicamos el proceso detallado paso a paso:

  1. Accede a la configuración de tu router: Para comenzar, debes ingresar a la configuración de tu router. Abre tu navegador web y en la barra de direcciones, escribe la dirección IP del router. Por lo general, suele ser 192.168.1.1 o 192.168.0.1. Esto te llevará al panel de control del router.
  2. Verifica los dispositivos conectados: Dentro del panel de control del router, busca la opción que te permite ver los dispositivos conectados a tu red. Puede ser llamada “Dispositivos Conectados” o “Lista de Equipos”. Haz clic en esta opción para obtener la lista de dispositivos que están utilizando tu WiFi en ese momento.
  3. Identifica los dispositivos autorizados: Revisa cuidadosamente la lista de dispositivos conectados y compárala con los dispositivos que deberían estar autorizados. Para esto, puedes consultar la dirección MAC de cada dispositivo y compararla con las direcciones MAC de tus dispositivos autorizados. Generalmente, los dispositivos autorizados tendrán nombres conocidos que tu les has asignado.

Una vez que hayas identificado los dispositivos no autorizados, es recomendable que tomes acciones para proteger tu red. Entre las medidas que puedes tomar, se encuentran las siguientes:

  • Cambia la contraseña de tu WiFi: Una de las primeras medidas que debes tomar es actualizar la contraseña de tu red WiFi. Elige una contraseña segura y dificíl de adivinar. Utiliza una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos especiales.
  • Configura un filtrado MAC: Otra medida efectiva es habilitar el filtrado MAC en tu router. Esto permite que solo los dispositivos con direcciones MAC autorizadas puedan acceder a tu red.
  • Actualiza el firmware del router: Asegúrate de mantener actualizado el firmware de tu router. Los fabricantes de routers lanzan actualizaciones periódicas para corregir vulnerabilidades y mejorar la seguridad. Verifica el sitio web del fabricante para obtener la última versión disponible.

Sigue estos pasos y toma las medidas necesarias para proteger tu red WiFi de usuarios no autorizados. Mantén un control constante y repite estos pasos regularmente para asegurarte de que tu conexión esté protegida y segura.

10. Cómo proteger tu red inalámbrica y prevenir el robo de señal

Proteger tu red inalámbrica es fundamental para evitar el robo de señal y garantizar la seguridad de tus dispositivos y datos. A continuación, te presentamos algunos consejos y medidas que puedes seguir para mantener tu red protegida:

1. Cambia la contraseña predeterminada de tu router: La contraseña predeterminada de tu router es conocida por muchos hackers. Para aumentar la seguridad, cambia la contraseña por una combinación única de letras, números y caracteres especiales.

2. Utiliza una red Wi-Fi oculta: Oculta el nombre de tu red (SSID) para que no sea visible para otros dispositivos. Esto dificultará que los intrusos encuentren tu red.

3. Activa la encriptación WPA2: Utiliza el estándar de cifrado WPA2 (Wi-Fi Protected Access 2) en lugar de WEP (Wired Equivalent Privacy) para proteger tu red. WPA2 es más seguro y prácticamente invulnerable a ataques.

11. Identificando patrones de consumo inusuales en tu conexión WiFi

Si notas un consumo inusual en tu conexión WiFi, es importante identificar los patrones para poder solucionar el problema. Aquí te presentamos algunos pasos que puedes seguir para lograrlo:

  1. Analiza tu historial de consumo: Revisa los registros de tu proveedor de servicios de Internet y verifica si hay algún pico o aumento significativo en tu consumo de datos.
  2. Verifica los dispositivos conectados: Examina todos los dispositivos que están conectados a tu red WiFi. Asegúrate de que solo los dispositivos autorizados estén conectados y cierra cualquier sesión abierta en dispositivos que no reconozcas.
  3. Utiliza herramientas de análisis: Hay varias herramientas gratuitas disponibles en línea que pueden ayudarte a monitorear el tráfico de tu red WiFi y detectar cualquier actividad sospechosa. Estas herramientas te permitirán identificar qué dispositivos están consumiendo la mayor parte de los datos y qué aplicaciones están utilizando.

Si aún no has encontrado la causa del consumo inusual, hay algunas medidas adicionales que puedes tomar para resolver el problema:

  • Cambia tu contraseña WiFi: Si sospechas que alguien más está utilizando tu red sin tu autorización, cambiar la contraseña puede evitar que accedan a ella.
  • Actualiza el firmware del router: Asegúrate de tener la versión más reciente del firmware de tu router, ya que las actualizaciones suelen solucionar problemas de seguridad y mejorar el rendimiento.
  • Considera habilitar filtrado de direcciones MAC: Esta función te permite otorgar acceso solo a dispositivos específicos a través de las direcciones MAC registradas. Esto ayuda a limitar los dispositivos que pueden conectarse a tu red WiFi.

Si después de seguir todos estos pasos no has logrado identificar o resolver el problema de consumo inusual en tu conexión WiFi, es recomendable contactar al servicio de atención al cliente de tu proveedor de servicios de Internet para obtener ayuda adicional.

Puede Interesarte:  Cómo saber si mi perro me odia

12. La importancia de cambiar regularmente las contraseñas de tu WiFi

La seguridad en línea es de suma importancia en la era digital actual. Una de las formas más efectivas de proteger nuestra red doméstica es cambiar regularmente las contraseñas de nuestro WiFi. Aunque pueda parecer un proceso tedioso, esta práctica contribuye a prevenir accesos no autorizados y mantiene nuestra red a salvo de intrusos.

A continuación, te presentamos una serie de pasos para cambiar la contraseña de tu WiFi y asegurar así tu red doméstica:

  • Accede a la configuración de tu router: primero, debes abrir un navegador web y escribir la dirección IP del router en la barra de direcciones. Por lo general, esta información se encuentra en la parte posterior del router o en el manual de instrucciones.
  • Inicia sesión en la página de configuración: se te solicitará un nombre de usuario y contraseña para ingresar a la página de configuración del router. Estos datos también se encuentran en la etiqueta del router o en el manual de instrucciones. Es importante cambiar la contraseña predeterminada para evitar el acceso no autorizado.
  • Encuentra la sección de configuración de WiFi: dentro de la página de configuración, busca la sección que se refiere a la configuración de WiFi. Aquí encontrarás la opción para cambiar la contraseña de tu red inalámbrica.

Recuerda que al generar una nueva contraseña para tu WiFi, es fundamental que utilices una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. También es aconsejable evitar el uso de información personal fácilmente accesible o predecible, como tu fecha de nacimiento o nombres de mascotas. Cambiar tu contraseña de WiFi de manera regular fortalece la seguridad de tu red, previene intrusiones no deseadas y te brinda mayor tranquilidad en el mundo digital. ¡No descuides la protección de tu WiFi!

13. Diferentes métodos para bloquear el acceso no autorizado a tu red WiFi

Existen varios métodos que puedes utilizar para bloquear el acceso no autorizado a tu red WiFi y garantizar la seguridad de tu conexión. A continuación, te presentamos algunas opciones que puedes considerar:

1. Cambiar la contraseña: La forma más sencilla de prevenir el acceso no autorizado es cambiar regularmente la contraseña de tu red WiFi. Asegúrate de elegir una contraseña robusta y difícil de adivinar, utilizando una combinación de letras, números y caracteres especiales. Evita utilizar contraseñas obvias como tu fecha de nacimiento o el nombre de tu mascota.

2. Habilitar el filtro de direcciones MAC: Cada dispositivo conectado a tu red WiFi tiene una dirección MAC única. Puedes utilizar esta dirección para permitir o bloquear dispositivos específicos. Habilitando el filtro de direcciones MAC, solo los dispositivos cuyas direcciones estén en la lista permitida podrán conectarse a la red. Añadir y eliminar dispositivos de la lista puede requerir un poco de configuración inicial, pero proporcionará un mayor control sobre quién tiene acceso a tu red.

3. Configurar una red virtual privada (VPN): Una VPN puede proporcionar una capa adicional de seguridad en tu red WiFi. Al utilizar una VPN, todo el tráfico de tu red estará encriptado, lo que dificulta que los hackers intercepten datos sensibles. Además, una VPN puede ocultar tu dirección IP real y permitirte navegar de forma más segura, especialmente si te conectas a través de redes WiFi públicas. Existen muchas opciones de VPN disponibles, tanto gratuitas como de pago, y es importante investigar y elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Recuerda que la seguridad de tu red WiFi es crucial para proteger tus datos personales y mantener a salvo tus dispositivos. Siempre es recomendable combinar diferentes métodos para maximizar la seguridad de tu red. Estos son solo algunos pasos que puedes tomar, pero ten en cuenta que cada situación es única y puede requerir medidas adicionales. Mantenerse informado sobre las mejores prácticas de seguridad en redes WiFi y estar atento a las actualizaciones de software y hardware también es fundamental.

14. Cómo mejorar la seguridad de tu red inalámbrica y evitar robos de WiFi

La seguridad de la red inalámbrica es un aspecto fundamental para proteger nuestros dispositivos y datos personales. A continuación, te presentamos algunos consejos y medidas que puedes tomar para fortalecer la seguridad de tu red WiFi y evitar posibles robos:

1. Cambia la contraseña por defecto del router: Es vital cambiar la contraseña que viene establecida por defecto en el router. Utiliza una contraseña segura que contenga una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. Evita utilizar información personal fácilmente accesible.

2. Activa el cifrado en tu red: Utiliza el cifrado WPA2 o WPA3 para asegurar tu red WiFi. Estos protocolos de seguridad establecen una conexión encriptada entre tu dispositivo y el router para evitar que terceros puedan acceder y espiar tus datos. Ingresa en la configuración de tu router y selecciona el tipo de cifrado que mejor se adapte a tus necesidades.

3. Filtra las direcciones MAC: Las direcciones MAC son identificadores únicos de cada dispositivo conectado a una red. Al filtrar las direcciones MAC, solo permitirás que los dispositivos previamente autorizados puedan conectarse a tu red WiFi. Ingresa a la configuración de tu router y configura la lista de direcciones MAC permitidas y bloqueadas según tus necesidades.

Para concluir, saber si alguien está robando tu WiFi es crucial para mantener la seguridad y el rendimiento de tu red. A través de los métodos y consejos mencionados en este artículo, podrás detectar de manera efectiva si hay intrusos aprovechándose de tu conexión. Recuerda que la protección de tu red es fundamental para evitar el robo de información personal y asegurar una experiencia de navegación óptima. Si sospechas de actividad no autorizada, no dudes en tomar las medidas necesarias para proteger tu WiFi y mantener tu tranquilidad. Mantente alerta y usa estos métodos como una herramienta para garantizar la seguridad de tu conexión inalámbrica.

También puede interesarte este contenido relacionado:

Deja un comentario