Diferencias entre tir y mirr

Diferencias entre tir y mirr.

Introducción

En el análisis financiero existen diferentes herramientas y técnicas que permiten evaluar la rentabilidad de un proyecto o inversión. Dos de estas técnicas son la TIR (tasa interna de retorno) y la MIRR (tasa interna modificada de retorno). Aunque comparten algunas similitudes, también existen importantes diferencias que es importante conocer.

Qué es la TIR

La TIR es una herramienta que permite calcular la tasa de rentabilidad de una inversión a través del flujo de caja generado por ella. Es decir, se trata de un indicador que mide la tasa de rentabilidad de un proyecto y se expresa en porcentaje.

La forma de calcular la TIR es a través de la igualdad entre el valor actual neto y 0 (cero) y para ello se deben tener en cuenta los flujos de caja que se generarán a lo largo de toda la vida útil del proyecto.

Qué es la MIRR

La MIRR es una técnica que se utiliza para calcular la tasa de rentabilidad de un proyecto, pero a diferencia de la TIR, tiene en cuenta la reinversión de los flujos de caja generados a lo largo del tiempo y su interés.

En otras palabras, la MIRR considera no solo la tasa de rentabilidad de la inversión inicial, sino también la tasa a la que se reinvierten los flujos de caja generados y cómo afecta esto a la rentabilidad total.

Diferencias entre TIR y MIRR

1. Reinversión de flujos de caja

Como mencionamos anteriormente, una de las principales diferencias entre la TIR y la MIRR es que esta última tiene en cuenta la reinversión de los flujos de caja generados. La TIR solo se enfoca en la rentabilidad de la inversión inicial.

Puede Interesarte:  Diferencia entre invencion y innovacion

2. Tasa de descuento

Otra diferencia importante entre ambas técnicas es la tasa de descuento que se utiliza en el cálculo. La TIR utiliza una única tasa de descuento, mientras que la MIRR utiliza diferentes tasas de descuento dependiendo del momento en que se reinvierten los flujos de caja generados.

3. Momento de reinversión

La TIR no considera el momento en que se reinvierten los flujos de caja generados, mientras que la MIRR sí lo hace. Esta diferencia es importante porque la rentabilidad de una inversión puede variar significativamente dependiendo del momento en que se reinviertan los flujos de caja.

Conclusión

la TIR y la MIRR son herramientas que se utilizan para calcular la rentabilidad de un proyecto o inversión, pero tienen en cuenta diferentes variables en su cálculo. Es importante conocer estas diferencias para poder elegir la herramienta más adecuada en cada caso y tomar decisiones financieras fundamentadas.

Referencias

También puede interesarte este contenido relacionado:

Deja un comentario